FLIPBOOK

/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

Antes del cine…

“¡Vean esta curiosidad! ¡Pidan que les monten en su casa la bella linterna mágica!”, vocean los artistas ambulantes por la calle. Con su equipo, formado únicamente por un lienzo blanco, una linterna mágica de una sola lente y una vela como fuente de luz, fascinan a grandes y pequeños contando historias mientras proyectan sobre una pantalla placas de vidrio con dibujos pintados a mano.

Desde el siglo XVIII, las proyecciones de linterna mágica hacen reír o infunden miedo mostrando demonios y fantasmas, ilustraciones de cuentos y de canciones populares.

El ser humano siempre ha deseado reproducir el movimiento de la vida. Tan solo tenemos que recordar algo a lo que todos hemos jugado en alguna ocasión de nuestra infancia… “las sombras chinas”. A pesar de que para todos es un juego muy habitual y común, este tipo de teatro de sombras se remonta aproximadamente a unos cinco mil años antes de J.C. Aquí se encuentra la verdadera prehistoria del cine:

Las sombras chinescas son un juego popular que consiste en interponer las manos entre una fuente de luz y una pantalla o pared, de manera que la posición y el movimiento de las manos proyecta sobre la pantalla sombras que representan distintos seres en movimiento. Concebidas originalmente como juego infantil, las sombras chinescas dieron vida al teatro de las sombras que, procede de Oriente, se popularizó en Alemania y Francia, y posteriormente en todo el mundo.

Estas dos técnicas tienen que ver con la proyección o emisión de la imagen, sin embargo durante años, existen también mentes inquietas que se preguntan por qué sus ojos eran o no capaces de retener determinadas imágenes en su retina. 

Desde principios del siglo XIX, se empiezan a descubrir y confeccionar juguetes ópticos y otros entretenimientos: el fenakistiscopio, el zootropo, el praxinoscopio, etc… que demostraron la existencia del fenómeno físico de la persistencia retiniana de la visión.

John Paris utilizó su taumatropo en 1824 para demostrar este efecto en el Real Colegio de Físicos.

Tales instrumentos utilizan una técnica comparable a las modernas películas de dibujos animados. El principio es este: Se dibujan una serie de imágenes cada una mostrando una etapa de un movimiento. Mostrando estas imágenes en tan rápida sucesión que el cerebro no tenga tiempo para registrarlas como imágenes separadas, una a continuación de otra, se hacen pasar rápidamente para dar la impresión de movimiento continuo.

Aunque se les considere despectivamente como juguetes ópticos son sin embargo los instrumentos que precedieron al proyector de películas y a la cinematografía moderna:

TAUMATROPO:

John Ayrton Paris inventó el taumatropo en Inglaterra en 1824 para demostrarla persistencia de la visión. Consiste en un disco con dos imágenes diferentes en ambos lados y un trozo de cuerda a cada lado del disco. Ambas imágenes se unen estirando la cuerda entre los dedos, haciendo al disco girar y cambiar de cara rápidamente.

ESTROBOSCOPIO Y FENAKISTISCOPIO:

Dos personas, no se sabe quien lo hizo antes que el otro, inventaron las primeras ruedas de este tipo en 1832. Simon Ritter von Stamfer, de Viena, en Austria, que le llamó stroboscopio, y Joseph Antoine Ferdinand Plateau, de Gante, en Bélgica, que le llamó fenakistiscopio. Estos fueron los primeros instrumentos capaces de crear la impresión de una imagen que se movía realmente.

Las ruedas se sujetan a una varilla con un clavo o un tornillo a través de un agujero en el centro de la rueda. Debemos colocar el lado con la imagen frente a un espejo, sujetando la varilla con una mano. A continuación se ven las imágenes reflejadas a través de rendijas trazadas a lo largo del borde de la rueda. Girando la rueda con la otra mano las imágenes entran en acción.

ZOOTROPO:

El zootropo fue inventado por William Horner (1786-1837) y patentado en 1834. Dos décadas después fue comercializado en Francia (1860) e Inglaterra y los Estados Unidos (1867).

Las imágenes se distribuían sobre tiras de papel en el interior de un tambor y se observaban cuando este giraba rápidamente a través de tiras cortadas en la parte superior del tambor, en la parte opuesta de las imágenes individuales.

PRAXINOSCOPIO:

El problema con el zootropo es que las pequeñas ranuras no dejan entrar bastante luz a su través. En 1878 Emile Reynaud hizo una adaptación del zootropo con espejos en lugar de rendijas. Los espejos se montaron sobre un tambor poligonal en el centro de otro tambor. Reflejaban momentáneamente su rápida sucesión, dando una clara y brillante impresión de movimiento. Reynaud continuó haciendo refinamientos y mejoras a su invento. Su teatro Praxinoscopio tiene también imágenes circundantes de fondo para hacer la experiencia más compleja.

FOLIOSCOPIO O FLIPBOOK:

Un folioscopio es un libro que contiene una serie de imágenes que varían gradualmente de una página a la siguiente, para que, cuando las páginas se pasen rápidamente, las imágenes parezcan animarse simulando un movimiento u otro cambio. Los flipbooks son ilustrados usualmente por niños, pero pueden estar también orientados a adultos y emplear una serie de animaciones.

El primer flipbook apareció en septiembre de 1868, cuando fue patentado por John Barnes Linnet con el nombre de kineógrafo (“imagen en movimiento”). Fueron la primera forma de animación que empleó una secuencia lineal de imágenes en lugar de circular (el viejo fenaquisticopio). El pionero de cine alemán Max Skladanowsky, exhibió por primera vez sus imágenes fotográficas en serie en forma de flipbook en 1894, mientras que él y su hermano Emil no desarrollaron su propio proyector de cine hasta el año siguiente. En 1895Thomas Edison inventó una forma mecanizada de flipbook llamada el mutoscopio, que montaba las páginas en un cilindro rotativo central en lugar de en forma de libro. El mutoscopio se conservó como una atracción popular a través de mediados del siglo veinte, apareciendo como máquina operada por monedas en parques de diversiones. En 1897, el cineasta inglés Henry William Short comenzó a vender su “Filoscopio”, que era un flipbook ubicado sobre un sostén de metal para facilitar el pasaje de las páginas.

Los flipbooks se consideran en la actualidad un juguete o una novedad para niños, y fueron alguna vez un “premio” común en cajas de cereales. Sin embargo, más allá de su papel en los comienzos del cine, han sido una herramienta promocional efectiva desde su creación para productos orientados claramente a adultos comoautomóviles y cigarrillos. Continúan siendo usados en estrategias de márketing de todo tipo, así como en arte y colecciones fotográficas. Los flipbooks antiguos son populares entre coleccionistas, y los particularmente difíciles de conseguir de finales del siglo diecinueve y principios del veinte han alcanzado miles de dólares en ventas y remates.

El primer festival internacional de flipbooks fue organizado en 2004 por la Akademie Schloss Solitude en Stuttgart. Otro festival internacional se realizó en Linz, Austria en 2005.

 

ACTIVIDAD:

Crea tu propio Flipbook paso a paso…


Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s